Una nena de 8 años nada junto a una gigante pitón de 3,3 metros de largo
12 de octubre de 2020

Una nena de 8 años nada junto a una gigante pitón de 3,3 metros de largo

Imbar es una niña que vive en el sur Israel. Vive junto a su familia y su casa está llena de animales exóticos.

Una nena de tan solo 8 años pasa los días de cuarentena divirtiéndose de una manera poco común en su hogar del sur de Israel. Resulta que, tanto ella como su familia, son apasionados de los animales y poseen como mascotas varias especies salvajes. Entre ellas, una pitón de 3,3 metros de largo, a quien llamaron "Bella".


Lo más extraño es que la gigante serpiente se encuentra sumergida en una pileta desmontable, donde la niña de 8 años se baña todos los días. La madre de Imbar asegura que “la pitón no es peligrosa”, y que “creció junto a su hija”. Además, afirma que “educar a los niños en un ambiente con animales exóticos les enseña a vivir respetando a la naturaleza”.


“La pitón ha crecido tanto que ya no cabe en la bañera. Así que se nos ocurrió que jugaran juntas en la piscina. Lo veo natural”, afirma el padre de Imbar.


Mirá el video:


Nota by Mañaneros

Mañaneros
Una nena de 8 años nada junto a una gigante pitón de 3,3 metros de largo
Una nena de 8 años nada junto a una gigante pitón de 3,3 metros de largo

Imbar es una niña que vive en el sur Israel. Vive junto a su familia y su casa está llena de animales exóticos.

Una nena de tan solo 8 años pasa los días de cuarentena divirtiéndose de una manera poco común en su hogar del sur de Israel. Resulta que, tanto ella como su familia, son apasionados de los animales y poseen como mascotas varias especies salvajes. Entre ellas, una pitón de 3,3 metros de largo, a quien llamaron "Bella".


Lo más extraño es que la gigante serpiente se encuentra sumergida en una pileta desmontable, donde la niña de 8 años se baña todos los días. La madre de Imbar asegura que “la pitón no es peligrosa”, y que “creció junto a su hija”. Además, afirma que “educar a los niños en un ambiente con animales exóticos les enseña a vivir respetando a la naturaleza”.


“La pitón ha crecido tanto que ya no cabe en la bañera. Así que se nos ocurrió que jugaran juntas en la piscina. Lo veo natural”, afirma el padre de Imbar.


Mirá el video:

Nota by Mañaneros